Steve Laureus confía en el entrenamiento de la vieja escuela para sus bíceps.